Las claves de la Ley de Startups

Las claves de la Ley de Startups

La Ley de fomento del ecosistema de las empresas emergentes o Ley de Startups trae novedades importantes para emprendedores, inversores y para la atracción de talento.


2 enero 2023

Definición de empresa emergente

Se ha hecho de esperar, pero finalmente se ha aprobado y ha entrado en vigor la Ley 28/2022, de 21 de diciembre, de fomento del ecosistema de las empresas emergentes, más conocida como la Ley de Startups.

El propósito de esta ley es favorecer el desarrollo de un ecosistema emprendedor de base tecnológica y la atracción de talento. Establece un marco regulatorio específico para este tipo de empresas innovadoras con elevadas perspectivas de crecimiento.

El ámbito de la normativa se ciñe a la definición de empresa emergente o startup: aquélla que no supere los 5 años de antigüedad (o 7 para sectores estratégicos); que no cotice en bolsa ni distribuya dividendos; cuyo domicilio social se establezca en España; con el 60% de la plantilla contratada laboralmente en España; y contar con un certificado de emprendimiento innovador y modelo de negocio escalable por parte de ENISA. Además, otro requisito para beneficiarse de su aplicación es no alcanzar un volumen de negocio superior a los diez millones de euros.

Medidas destacadas de la Ley de Startups

Sin duda, el principal atractivo que trae esta normativa es el tratamiento fiscal específico para este tipo de empresas. Pero, además de los estímulos fiscales, la ley trae también importantes incentivos en ámbitos como la atracción de talento y la inversión extranjera. Entre las medidas más destacadas se encuentran:

  • Beneficios fiscales en la reducción del tipo de gravamen del Impuesto de Sociedades, así como del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, del 25% al 15% durante un máximo de cuatro años desde que la base imponible sea positiva y mientras la empresa mantenga la condición de empresa emergente. No obstante, es poco usual que este tipo de empresas den beneficios los primeros años de vida.
  • Se podrá solicitar el aplazamiento de la deuda del impuesto en los dos primeros ejercicios en los que la base imponible sea positiva, sin garantías, pero siempre que se esté al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias a fecha de la solicitud.
  • Se incrementa la deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación al 50 por ciento, con el límite de base máxima de deducción de 100.000 euros anuales. Se trata pues de un interesante aliciente fiscal para business angels.
  • Mejoras en el tratamiento fiscal de remuneración a trabajadores basada en opciones sobre acciones o participaciones (stock options) de la propia empresa. La exención se eleva hasta los 50.000 euros anuales.
  • Se regula la calificación fiscal de la retribución obtenida por la gestión exitosa de entidades de capital riesgo (conocida como carried interest)
  • Se exime la obligatoriedad de obtener el NIE a extranjeros que deseen invertir en empresas emergentes españolas y no residan en España, pudiendo solicitar un número de identificación fiscal.
  • Procedimientos ágiles para la obtención del visado. Se introduce un nuevo supuesto de autorización de residencia y trabajo por teletrabajo de carácter internacional.
  • El pasaporte será documento acreditativo suficiente para darse de alta en la Seguridad Social durante los primeros seis meses de residencia.
  • Se amplía la vigencia de las autorizaciones iniciales de residencia para emprendedores e inversores extranjeros.

Empresas emergentes en zonas rurales

Finalmente, destaca la intención de desarrollar polos de atracción de empresas emergentes en ciudades periféricas y potenciar el emprendimiento rural.

En esta línea, las administraciones públicas deberán promover programas educativos en materia de emprendimiento, incluyendo aquellos nacidos de la colaboración público-privada, particularmente en entornos rurales.