La Seguridad Social cambia de criterio y sí habrá tarifa plana para autónomos societarios

Tres sentencias del Tribunal Supremo logran que la Seguridad Social modifique el criterio que había prevalecido hasta ahora, por el que se concedían las bonificaciones de cuotas que otorga la tarifa plana solamente a los ‘autónomos individuales’ y no así a los ‘autónomos societarios’. La Tesorería de la Seguridad Social notifica a sus delegaciones la orden de conceder los beneficios de cotización sin distinción.

Madrid, 8 septiembre 2020

Varias sentencias del Tribunal Supremo daban ya la razón a los emprendedores a los que no se les concedió la bonificación que otorga la conocida como tarifa plana de cotización de autónomos por el hecho de su condición de ‘societarios’, es decir, por ser socios de sociedades.

La tarifa plana es una bonificación durante los primeros meses de actividad que pretende impulsar nuevas iniciativas a través de unos menores costes respecto a las cuotas del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social.

Las sentencias sostienen que no puede impedirse la aplicación de los beneficios en la cotización previstos en el artículo 31 de la Ley 20/2007, del Estatuto del Trabajo Autónomo, es decir, el artículo que regula la tarifa plana, a los trabajadores que ostentan la condición de socios de sociedades mercantiles capitalistas. Por tanto, existe una doctrina jurisprudencial en contra del criterio que siempre había mantenido la Tesorería General de la Seguridad Social, criterio por el cual se concedían a empresarios individuales y se denegaban a los societarios.

Tras tales sentencias, la Seguridad Social ha optado por cambiar de criterio y sí concederá tarifa plana para los autónomos societarios. Así se reconoce en un documento (N/Ref 252/2020-1.1) emitido por el área de impugnaciones de la subdirección general para dar conocimiento a sus delegaciones regionales, donde notifica la orden de conceder los beneficios de cotización también a los socios de sociedades mercantiles capitalistas.

Es sin duda una excelente noticia para los emprendedores, en tanto que se da mayor seguridad jurídica y de previsión de costes a la hora de emprender una iniciativa. Y para los que ya se pusieron en marcha, las sentencias y el cambio de criterio abren la puerta a reclamaciones de solicitudes denegadas anteriormente.