8 Mujeres emprendedoras de referencia

8 Mujeres emprendedoras

En la actualidad es posible encontrar emprendedoras que han roto estereotipos y sirven de inspiración a otras mujeres. Melanie Perkins o Sara Blakely son algunos de los ejemplos más conocidos de éxito.


8 marzo 2024

Tradicionalmente las barreras de acceso a la financiación y las trabas para la conciliación han dificultado la puesta en marcha de empresas por parte de mujeres. Sin embargo, existen referentes que han roto estereotipos y sirven de inspiración a muchas mujeres que deciden emprender. Estos son algunos ejemplos.

Melanie Perkins

Esta joven australiana es una de las emprendedoras más reconocidas del sector tecnológico. Es cofundadora y directora ejecutiva de Canva, la plataforma de diseño gráfico más popular del mundo.

Creó negocios desde su adolescencia. Con 14 años diseñaba bufandas hechas a mano que vendía en tiendas y mercados. Rechazaron multitud de veces sus proyectos. Que Canva la utilicen más de 100 millones de personas cada mes ha hecho de Perkins una de las mayores fortunas del mundo.

Rashmi Sinha

Esta empresaria originaria de India, es cofundadora de SlideShare. Le valió ser nombrada una de las mujeres más influyentes del mundo en la denominada Web 2.0. Vendió la empresa a LinkedIn en 2012 por más de 100 millones de dólares.

Su carácter emprendedor queda patente en iniciativas como Uzanto, empresa de consultoría de experiencia de usuario, y en proyectos en los que trabajó para empresas tales como eBay.

Vive en San Francisco junto a su familia, donde sigue emprendiendo.

Martha Stewart

Empresaria y presentadora de televisión estadounidense que formó un imperio con su negocio de estilo de vida y cocina.

En 1976 en su sótano abrió su propio negocio de catering junto con una amiga de la universidad. Después publicó libros y fue considerada la reina de las amas de casa estadounidenses con consejos de cocina, decoración, jardinería y manualidades. Su paso por programas de televisión consolidarían su imperio.

Tras superar bancarrotas y vivir turbios asuntos de dinero, con paso por la cárcel incluido, se considera un ejemplo de emprendedora de las que se levanta tras un revés.

Sara Blakely

Es la fundadora de Spanx, una empresa estadounidense de pantalones, mallas y ropa interior.

Hasta entonces había trabajado como vendedora de faxes puerta a puerta, obligada a usar pantis en el cálido clima de Florida. Creó un nuevo diseño innovador, patentó el prototipo y registró la marca con sus ahorros.

La célebre presentadora estadounidense Oprah Winfrey aludió a la prenda como una de sus “cosas favoritas”. Logró millones en ventas desde el primer año. Blakely fue incluida como una de las 100 personas más influyentes del mundo. A través de su fundación ayuda a mujeres con formación empresarial.

Doménica Obando

Desde 2019 es la CEO y cofundadora de Talently, marketplace de talento tech de mayor crecimiento en Latinoamérica y premiada como startup del año en Perú en el Startups Latam Fest 2022.

Conecta a empresas globales con los mejores perfiles tech de Latinoamérica, utilizando inteligencia artificial. Emprendiendo en digital, Obando ayuda por un lado a impulsar carreras profesionales y por otro lado a proveer de talento técnico validado.

Elena Betés

Es madrileña y fundadora de Rastreator, comparador de seguros online pionero en España.

Su primera empresa, PuntoSeguro, nació gracias a los fondos de amigos y familia. Lo encadenó con iniciativas similares en Alemania, ya con mayor financiación, sin embargo, no alcanzó el éxito esperado. Pero Betés es un ejemplo de perseverancia y resiliencia. Considera que los “fracasos han sido muchísimo más importantes que los éxitos” porque ha “aprendido mucho gracias a ellos”.

Rastreator se convirtió en una herramienta global utilizada por millones de usuarios. Ha sido considerada como una de las mejores empresas para trabajar, según Great Place to Work. Betés replicó su herramienta internacionalmente con éxito, lo que le valió el reconocimiento como una de las ‘Top 100 Mujeres líderes’ de España.

Carlota Pi

Ingeniera nacida en Barcelona, es cofundadora y presidenta de la comercializadora eléctrica Holaluz, especializada en energía verde. Su idea nació con el propósito de contribuir a cambiar el mundo.

Es la mujer que ha desafiado a las grandes compañías eléctricas españolas. Su visión sobre la forma de consumir electricidad a través de renovables, con procesos transparentes y a precios justos, le ha valido numerosos reconocimientos.

Mireia Trepat

Ingeniera química que, con tan solo 25 años, fue la cofundadora de Freshly Cosmetics. Es una marca pionera en ofrecer productos libres de tóxicos para que no sean una amenaza para la salud de las personas ni para el medioambiente. Sus productos se elaboran con ingredientes activos naturales y no son testados con animales.

Aprovechó un nicho de mercado de productos naturales todavía por explotar y, mediante una acertada estrategia de marketing ecommerce y comunicación en redes sociales, ha expandido la marca a más de 36 países, superando el millón de clientes.

Rasgos comunes de estas referentes de emprendimiento

Estos son algunos casos de mujeres que soñaron con emprender, apostaron por sus capacidades y dieron el paso de liderar proyectos y startups de éxito.

Son ejemplo de trabajo duro, constancia y perseverancia. Nunca es fácil alcanzar las metas. Muchas han sabido aprender de fracasos, sobreponerse y volver a intentarlo.

Sin duda, muchas cualidades comunes las definen: pasión profunda por lo que hacen, visión de futuro, creativas, asumen riesgos, disponen de habilidades de comunicación y de liderazgo.

Finalmente es reseñable otra característica muy recurrente en el emprendimiento femenino: la búsqueda de causas nobles que tengan un impacto significativo en la sociedad.