Análisis PEST: la herramienta por la que todo emprendedor debería comenzar

Análisis PEST

El análisis PEST es una herramienta estratégica que ayuda a identificar los factores del entorno que rodea al proyecto. Una adecuada adaptación al contexto político, económico, social y tecnológico facilitará el logro de los objetivos.


12 diciembre 2023

Emprendimiento y necesidad de realizar un análisis PEST

Emprender un negocio supone aprovechar oportunidades a la vez que asumir riesgos. Estos elementos vienen condicionados por una serie de factores externos, fuera del alcance de la decisión del emprendedor. Son factores de un entorno que no se puede controlar y en el que se desenvuelve todo negocio.

Conocer estos condicionantes exógenos sobre los cuales se ‘juega la partida’ y que determinan las posibilidades de éxito o fracaso futuro motivan la necesidad de analizar nuestro entorno.

Para ello se utiliza el análisis PEST, una herramienta de marketing estratégico que permite analizar los elementos del entorno genérico que rodea a la iniciativa. Mediante esta herramienta se analiza el contexto político, económico, social y tecnológico. De ahí sus siglas. Este análisis es conveniente realizarlo en las primeras fases de desarrollo del proyecto.

Actualmente se suele hablar más del acrónimo PESTEL, debido a que se da cada vez mayor relevancia a factores de índole ecológico y legal. No obstante, estos factores vienen derivados de decisiones políticas y de la conciencia socio-cultural vigente.

Es un análisis fácil de aplicar, pues consiste en reflexionar sobre los factores que lo componen. Será clave identificar las oportunidades y amenazas que a nuestra empresa ofrece cada factor del entorno.

Factores Político-legales

Son factores relacionados con la estabilidad jurídica y gubernamental. En general se analizan los cambios de gobiernos y los programas electorales y cómo pueden afectar a nuestra empresa. El estudio también puede abarcar los ámbitos locales, regionales o estatales, si se considera necesario.

Un aspecto importante es la regulación legislativa de un gobierno: la fiscalidad, restricciones al comercio exterior, acuerdos internacionales, políticas de empleo, incentivos y subvenciones a actividades empresariales determinadas, regulación energética, políticas medioambientales, etc.

Factores Económicos

La economía influye en buena medida en el devenir de los negocios. Resulta fundamental identificar aquellos factores de índole macroeconómico que afectan a nuestro mercado.

Elementos a tener en cuenta por los emprendedores son: el ciclo económico, la evolución del PIB, los tipos de interés, la facilidad de financiación, la estabilidad de precios, las tasas de desempleo, el nivel de salarios y consumo, así como la inversión extranjera, entre otros.

Factores Socio-culturales

Objeto de análisis es el impacto de variables tales como la evolución demográfica, la distribución de la renta, la movilidad social, los cambios en el estilo de vida, las modas y tendencias en los patrones de consumo, el nivel educativo, los patrones culturales y creencias. Por ejemplo, la evolución de la concienciación social en los países occidentales en materia de cambio climático es un factor importante a tener en cuenta.

Factores Tecnológicos

La tecnología se encuentra cada vez más presente en las sociedades y su relevancia en los cambios de paradigma empresarial es determinante. Reconocer diversos aspectos se pueden aprovechar en el desarrollo de la idea de negocio.

Interesa identificar el estado de desarrollo tecnológico, la velocidad de las innovaciones y sus aportes en la actividad empresarial. Es relevante la cifra en gasto público en investigación, la preocupación gubernamental y de la industria por la tecnología, el grado de obsolescencia, la cobertura, la brecha digital, la madurez de las tecnologías convencionales, el desarrollo de nuevos productos y la velocidad de transmisión de la tecnología, entre otros.

Afrontar las dificultades del entorno

Conviene por tanto antes de iniciar un negocio identificar circunstancias del ambiente que pueden influir en la empresa y determinar cuáles facilitan o restringen el logro de objetivos. Nos permite así anticiparnos a un futuro incierto.

Es recomendable comenzar el análisis por los factores más generales y terminar por los que son más específicos o afectan más directamente al proyecto. Análisis complementarios que seguidamente se pueden aplicar son el modelo de las Cinco Fuerzas, de Michael E. Porter, y el clásico análisis DAFO.

Una vez puesto en marcha el proyecto, el análisis PEST se debería elaborar al menos anualmente.

Para un emprendedor será esencial concienciarse de que el devenir de su proyecto empresarial no solamente depende de su capacidad de gestión y de las decisiones tomadas. Habrá factores que vienen dados y no se pueden controlar que marcarán las limitaciones o las ventajas que podamos aprovechar. En cualquier caso, resultará crítico para el emprendedor saber adaptarse a las circunstancias del entorno que condicionan el desarrollo de su proyecto.

Una adecuada formación puede ser un valioso recurso para adquirir las capacidades necesarias para emprender.